Trafkintu 2017

Todo un éxito resultó el segundo Trafkintü: Organizado por la Fundación Willimapu y el Centro Educacional Agroturístico Santa Cruz.

En su segunda versión, durante la mañana del día jueves 4 de mayo se realizó hermoso Trafkintü en dependencias del Centro Educacional Agroturístico Santa Cruz (ex Escuela Agrícola Femenina Ñielol).
Desde distintos puntos de la región, tanto rurales como urbanos, se dieron cita diferentes grupos como: las lideresas que representan a la Mesa de la Mujer Rural en la Araucanía, la Asociación de Mujeres Productoras y Artesanas de la comuna de Toltén; el huerto bioagroecológico “El Salar”, de Pedro de Valdivia; la asociación mapuche Weichafe Domo; la parroquia Newen Wenu Chaw; la escuela especial Feyentun de Vilcún; el colegio Santa Cruz de Loncoche; la escuela rural Valle Penco de Lautaro, el colegio Santa Cruz de Freire. Además representantes de instituciones como en Instituto de desarrollo agropecuario, Indap; la encargada del Programa de Fomento productivo y Turismo de la Municipalidad de Padre las Casas, el secretario ejecutivo de la Fundación Instituto Indígena del obispado de Temuco, la directora del colegio Santa Cruz de Temuco, la representante del Programa de Salud Intercultural de Panguipulli.
La actividad comenzó con un emotivo ritual religioso mapuche (Llellipun) conducido por el Lonco Antonio Purran, quien agradeció a Genechen (Dios) por todos los alimentos obtenidos durante este ciclo, además de pedir por el cuidado de la tierra, la unidad y la preservación de las costumbres ancestrales del pueblo mapuche en las nuevas generaciones.
Luego de terminar la ceremonia, la Hna. Mariela Sandoval, asistente provincial de la Congregación Santa Cruz y el Sr. Patricio Álvarez, director del Centro Educacional Agroturístico Santa Cruz, dieron la bienvenida y un afectuoso saludo a los participantes.
Hna. Mariela hizo hincapié en hacer lo que el Papa Francisco nos pide: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluyendo la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral. Merecen una gratitud especial quienes luchan con vigor para resolver las consecuencias dramáticas de la degradación ambiental en las vidas de los más pobres del mundo“, señaló.
Posteriormente se dio paso a la presentación de las distintas delegaciones, para luego comenzar con el intercambio propiamente tal, en donde las semillas de hortalizas, plantas, hierbas medicinales, legumbres, papas nativas, entre otros productos de elaboración artesanal, inundaron de color al ambiente, generándose un clima de simpatía, amistad, solidaridad y reciprocidad entre adultos, y así también entre adultos y niños.
La actividad terminó con palabras de despedida de los anfitriones, para luego pasar a la presentación de un cuadro de varias danzas mapuche, interpretadas por estudiantes de los establecimientos educacionales invitados.
Para finalizar la actividad, se procedió a un mizagün donde los asistentes compartieron los alimentos que habían traído los participantes del Trafkintü, mientras los anfitriones servían sopaipillas, millokin y catutos.

Comparte: